Gestión Institucional y Académica en las Instituciones de Educación Superior de América Latina. Problemas y desafíos

Autor: 
Colectivo de autores
Fecha: 
Lunes, Marzo 18, 2019

Introducción

 

En las últimas décadas asistimos a cambios y tendencias globa­les, que impactan en las dinámicas de las Instituciones de Edu­cación Superior (IES) de los países de la región. La internacio­nalización y el desarrollo vertiginoso de las nuevas tecnologías, junto con la democratización del conocimiento y el acceso de nuevos grupos sociales a los trayectos educativos superiores -entre otros factores- enfrentan a las IES a una urgente necesidad de re­definirse y reafirmarse en sus objetivos, aunque de forma abierta y flexible. Estas se ven atravesadas por lógicas de diversos ámbitos (político, eco­nómico, social) que afectan sus funcionamientos, muchas veces con una fuerte participación del mercado en la coordinación de los sistemas. Por ello, cobra una importancia vital la clara definición de sus lineamientos con una adecuada planificación estratégica, que incluya, pensar sus proble­mas de acuerdo con las necesidades locales y nacionales, aunque también en línea -y orientadas- a una verdadera articulación regional. El desafío, entonces, es definir directrices conjuntas entre las IES, construyendo re­des regionales de trabajo articulado, pero al mismo tiempo trazando los planes de mejora institucionales de acuerdo con las demandas particu­lares. Esto implica desarrollar una gestión estratégica, prospectiva y eva­luación, redefiniciones y evaluaciones, sobre la base de los conocimientos disponibles, los indicadores establecidos y los sistemas de información y controles adecuados.

 

Como contribución a ello, en este libro –editado en el marco de la Red DEES- se presenta una interesante compilación de trabajos que emergie­ron de una preocupación compartida por académicos y gestores de las IES, acerca de pensar los problemas reales de su gestión para el mejo­ramiento de los procesos y el éxito de sus objetivos. El libro integra varios artículos que relatan casos concretos de trabajos en instituciones de dis­tintos países de América Latina y sobre diversos temas de interés: gestión, pregrado, posgrado, docentes, investigación, entre otros. Los mismos sur­gen de trabajos teóricos y empíricos, y constituyen como insumos valiosos para pensar los problemas actuales de las IES en esos ámbitos, al mismo tiempo que otorgan herramientas concretas para la mejora.

 

En primer lugar, en el capítulo uno, se incluye el trabajo de Jorge Rafael Núñez Jover y Tamara Proenza Díaz, de la Universidad de La Habana, Cuba, quienes realizan una aproximación al tema del vínculo universi­dad-desarrollo local presentando los marcos conceptuales para la discu­sión. Aquí se destaca un tema central como desafío actual de las IES: la universidad debe asumir el reto cognitivo y social de la inclusión, la cohesión y el desarrollo sostenible con énfasis en grupos vulnerables, a través de la producción, distribución y uso de los conocimientos y las tec­nologías en los contextos en que ellas mismas actúan. El trabajo muestra la experiencia de las IES cubanas cohesionadas en la Red de “Gestión Universitaria del Conocimiento y la Innovación para el Desarrollo” (GUCID). Este conjunto de instituciones y programas contribuyen a la construcción del complejo educación superior-conocimiento-ciencia-tecnología-inno­vación-sociedad, para contribuir al desarrollo social sostenible y basado en el conocimiento. Con suma relevancia, de la mano de organizaciones como la Unión de Universidades de América Latina (UDUAL), se plantea el tema del papel de la universidad en el desarrollo territorial. La desigualdad social, la pobreza y la exclusión, afectan, sobre todo, a las poblaciones de los países del Sur. Por ello, debemos cuestionar el rol social de las IES y su intervención en materia de producción de nuevos saberes. El artículo destaca la idea de la importancia del contexto, la cual apunta a una epis­temología diferente: subraya que la producción, distribución y uso de los conocimientos y las tecnologías tienen lugar –siempre- en entornos parti­culares, y son dichos ámbitos, los que deben modelar sus prioridades y desarrollo; destacando, la importancia del trabajo cohesionado y en red entre organismos e instituciones.

 

Continuando en los aspectos de la gestión de las IES, se presenta un artículo que describe la importancia de la fase de implementación de la Estrategia, mencionando algunas de las principales restricciones que se ponen en juego al momento de ponerla en marcha la misma en una institu­ción. Entre las principales insuficiencias de la implementación, sus autores, Eberto Pablo Gutiérrez Morales y Román Estuardo Soria Velasco, ambos de la Universidad Estatal Amazónica, Ecuador, junto con Armando Manuel Boullosa Torrecilla de la Universidad de Sancti Spíritus “José Martí Pérez”, Cuba, mencionan que generalmente existe una fuerte separación entre la planificación y la ejecución de la Estrategia, con un marcado pragmatismo y empirismo, principalmente, por la falta de preparación de los directivos a cargo de los procesos; además, no se logran identificar adecuadamente las variables que influyen en la efectividad de la implantación y; finalmen­te, los modelos actuales no conciben ni ejecutan debidamente los procedimientos, siendo de carácter secuencial y separando artificialmente la formulación, la implantación y el control de la misma. Teniendo en cuenta estos aspectos y a fin de mostrar una experiencia exitosa, los autores pre­sentan la propuesta de gestión integradora implementada en la Universi­dad de Sancti Spíritus, Cuba. De acuerdo con sus observaciones, para po­tenciar el desempeño de las IES se torna fundamental la integración de los alineamientos horizontales, verticales y transversales, hacia dentro y hacia el entorno. Esto requiere de un análisis sistemático interno y externo que enfatice en las condiciones ambientales, las potencialidades instituciona­les y las oportunidades que brinda el contexto en un proceso continuo; al mismo tiempo que requiere liderazgo y evaluaciones, siempre partiendo de visiones de futuro construidas sobre la base de informaciones cuantita­tivas y cualitativas.

 

Como vemos, en la actualidad los cambios sociales y tecnológicos se han acelerado, razón por la cual los sistemas educativos deben conformarse de manera más abierta, y con cierta flexibilidad que para adaptarse a las nuevas exigencias y condiciones. Por ello, un aspecto muy relevante para estudiar son las experiencias de cambio institucional y cómo se originan las mismas. El capítulo tres incorpora un trabajo de Sergio Gómez Casta­nedo y Raysa Ricardo Guibert, que analiza este problema. Se plantea que, al igual que en otras organizaciones, el cambio, casi siempre, lo impone el entorno, aunque existen iniciativas a lo interno como resultado de la actuación de algunos de sus agentes. En este marco, se valoran las de­finiciones del cambio organizacional y las principales características del contexto en el cual se efectúa en las IES latinoamericanas. Un desafío es pensar el cambio educativo de forma permanente para estar acordes con el desarrollo vertiginoso del conocimiento y la innovación en las socieda­des actuales y en pos del progreso educativo.

 

El cuarto capítulo presenta un interesante trabajo de Dianni Rodríguez Varela, Lourdes A. de León Lafuente, y Judith Galarza López, quienes describen el proceso de planificación estratégica puesto en marcha en la Universidad de Cienfuegos, Cuba. El caso se presenta como una expe­riencia atractiva, ya que describe los tres componentes fundamentales de la dirección estratégica: la planificación estratégica, referida la etapa de la formulación de la Estrategia; la administración estratégica, relacionada a la etapa de su organización, ejecución y mando (implantación); y, finalmente, el control estratégico, vinculado a la evaluación de las acciones llevadas a cabo y sus resultados. Como aporte fundamental, señalan un punto im­portante a tener en cuenta en la planificación estratégica: las IES que han logrado implementar la planificación estratégica, si bien registraron resul­tados alentadores, como limitación han priorizado la etapa del diseño, en detrimento de su implementación y control. Cabe un reconocimiento espe­cial a las acciones de la Universidad de Cienfuegos, que desde hace al­gunos años viene profundizando el estudio de la planificación estratégica y trazando un conjunto de modificaciones en el desarrollo de ese proceso, con evaluaciones sobre sus avances y de las dificultades en su implemen­tación, lo cual les permite conocer mejor el escenario futuro en pos de la disminución de los riesgos que puedan presentarse.

 

Cabe destacar que para los aspectos de la gestión y en particular, de la planificación estratégica expuestos hasta aquí, se torna sumamente ne­cesario incorporar al funcionamiento de las IES un adecuado sistema de información que permita tener acceso a los datos secundarios. Por ello, parece sumamente adecuado incorporar en este capítulo, el trabajo de Luis Alberto Acosta Estrada y Paul Francisco Baldeón Egas, de la Universi­dad de Otavalo (UO), Ecuador, junto con Francisco Ángel Becerra Lois, de la Universidad de Cienfuegos, Cuba, quienes presentan un sistema de in­formación estratégica para la gestión universitaria puesto en marcha en la UO, como una herramienta de apoyo a la planificación, evaluación y toma de decisiones de la organización. Subrayan el desafío de la incorporación de las tecnologías de la información a los procesos institucionales y su articulación en forma de sistemas que tome en cuenta también al conjunto de personas, datos y procesos que interactúan para recoger, procesar, almacenar y proveer la información necesaria para el correcto funciona­miento y control de las IES.

 

Por otra parte, al hablar de contextos y planificación, es preciso considerar el impacto de los riesgos en los proyectos de cambio institucional o en la aplicación de políticas. En el capítulo seis se presenta un trabajo que resal­ta la significación de la gestión de riesgos para apoyar el proceso de pla­nificación estratégica en las IES. Los autores, José Luis Almuiñas Rivero y Judith Galarza López, de la Universidad de La Habana, Cuba, comparten la idea de que muchas definiciones consideran al riesgo en su elemento de peligro o de impacto negativo. Sin embargo, también puede tener un efecto positivo para el cumplimiento en los objetivos institucionales y per­mitir obtener beneficios. Como hemos señalado, es fundamental definir y gestionar con mayor frecuencia los riesgos que se pueden presentar en cualquiera de los procesos llevados a cabo en las IES, aunque asumiendo que no todos son evitables.

 

Más adelante, Alexander González-Seijo, Roberto Muñoz González e Ida­nia Caballero Torres,de la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Vi­llas, Cuba, presentan el séptimo trabajo que analiza el binomio planifica­ción-mercado en su relación con los proyectos de Ciencia, Tecnología e Innovación que son gestados en las IES cubanas, a partir de los principios de la mercadotecnia como herramienta para identificar y canalizar racio­nal, inclusiva y sosteniblemente las necesidades de los públicos objetivos. En el mismo, se describen los procesos de mercadotecnia estratégica y operativa, que contienen las diferentes actividades que se consideran en la gestión de un proyecto universitarios. Se resalta una idea fundamen­tal: los proyectos deben cerrar el ciclo investigación-desarrollo-produc­ción-socialización e insertarse, exitosamente, en los contextos nacional y foráneo generando posicionamiento y logrando verdadero impacto. Para ello, se requieren estudios del macroentorno en una fase previa de planifi­cación, que contenga un análisis de la pertinencia, la factibilidad y la via­bilidad de las iniciativas universitarias y sus encadenamientos territoriales. Además, se destaca la importancia de una articulación con estrategias de promoción que faciliten los procesos de negociación y cooperación con grupos de financiamiento, otras instituciones interesadas, gobernantes y decisores.

 

En octavo lugar, José Luis Almuiñas Rivero y Judith Galarza López, de la Universidad de La Habana, junto con Giselle Marrero Padrón de la Escuela Latinoamericana de Medicina, escriben un artículo que aborda la vincula­ción entre la prospectiva y la evaluación, como instrumentos positivos de gestión para las IES. La prospectiva se presenta como una herramienta de gran utilidad, ya que puede ser utilizada para planificar estratégicamente los objetivos que se desean alcanzar; o bien, para apuntalar la evaluación institucional u otros procesos universitarios. Los autores señalan que se recogen valiosas experiencias de aplicación del enfoque prospectivo para elaborar la Estrategia institucional. No obstante, aún son incipientes los resultados de su aplicación con fines evaluativos. Es preciso fortalecer la idea que la prospectiva es una herramienta de gran utilidad para apoyar la evaluación institucional, y la de otros procesos o actividades universitarias, tomando en cuenta el pensamiento sobre el futuro, y una visión proactiva y anticipatoria. En este sentido, la evaluación se piensa como un proce­so dinámico y sistemático, enfocado hacia la mejora continua. El trabajo destaca un elemento clave de la concepción actual de la evaluación: no “evaluar por evaluar”, sino para tomar decisiones que estén orientadas al mejoramiento de la calidad. Finalmente, fomenta la cultura de gestión de la calidad, que no solo incluye la evaluación de la calidad, sino también acciones de planificación y organización, para proceder a su implementa­ción y –posteriormente- evaluar los resultados logrados.

 

En el noveno capítulo y para terminar el apartado de los trabajos vincula­dos a los problemas de la gestión a nivel global en las IES presentados en esta interesante obra, aparece un tema central dentro de la agenda que merece atención: la internacionalización de la educación superior. Destacamos que este es un proceso institucional sumamente importante y necesario en la actualidad, que tiene por objetivo integrar la dimensión internacional e intercultural en la misión y en las funciones sustantivas de las IES, lo que implica que lleguen a ser inherentes a su propia identidad y cultura. En este sentido, Ángel Martín Aguilar Riveroll; Galo Emanuel López Gamboa y Geovany Rodríguez Solís de la Universidad Autónoma de Yuca­tán, México, abordan la problemática de la movilidad interinstitucional. Los autores analizan su importancia para las IES y las oportunidades, ventajas, desventajas, así como los principales obstáculos en su concreción. Para desarrollar la internacionalización, se proponen varios desafíos. Entre ellos: desarrollar competencias en lenguas extranjeras; fomentar el entendimien­to de otras culturas; incrementar la comprensión de sistemas globales; re­diseñar los planes de estudio; ampliar y aumentar la movilidad estudiantil; fomentar el desarrollo docente e instituir esquemas de compensación para profesores; así como adaptar la estructura organizacional a las necesida­des de la educación internacional; construir y participar en consorcios de cooperación académica; cooperar con IES en otros países y por último, coordinar esfuerzos con escuelas y otras instancias locales.

 

En el afán de acercarse a estos desafíos, se requiere la colaboración y cooperación in­terinstitucional, estableciendo estrategias para el intercambio, intensifican­do la colaboración y cooperación con organismos gubernamentales y no gubernamentales de apoyo y fomento a la educación superior. Asimismo, analizar los programas de becas y hacer negociaciones con los gobiernos federales, estatales y municipales para lograr mecanismos de apoyo a es­tas actividades.

Iniciando la segunda parte del libro, se presenta el capítulo diez que trata sobre la desvinculación de los estudiantes universitarios y las políticas de apoyo en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de la República de Uruguay (UdelaR). Los autores, Solana González Pensado, Vanessa Lu­jambio, Sofía Ramos y José Passarini, de la Universidad de la República, Uruguay, mencionan un serio problema que es compartido en la región: se ha incrementado significativamente el número de estudiantes que se rezaga o desvincula de las instituciones y no logran titularse. El trabajo muestra una acción de mejora concreta que surge a partir de los dos últi­mos procesos de evaluación institucional (2005 y 2010) en esa institución y sus consecuentes Planes de Desarrollo Estratégicos, por los cuales se establecieron políticas de apoyo a los estudiantes. La puesta en práctica de instrumentos diversos, que incluyen la creación de la Secretaría Estu­diantil y el Servicio de Orientación Psicopedagógica; la instrumentación de cursos de apoyo y la articulación con el programa central que implementa la propia UdelaR (PROGRESA), han permitido construir un entramado de apoyo, contención y acompañamiento para los estudiantes. Este trabajo evidencia que es posible en instituciones públicas con ingreso libre y con un número elevado de estudiantes, instrumentar medidas que puedan de­tectar estudiantes con dificultades y formular estrategias que permitan acompañarlos. Sin embargo, es muy claro que para este tipo de institu­ciones es necesario implementar una diversificada gama de herramientas complementarias, algunas destinadas a toda la población, otras a peque­ños grupos e incluso medidas individuales.

 

El capítulo siguiente, escrito por Máryuri García González, Alfredo García Rodríguez y Renier Helvio Fernández García, analiza la importancia de la enseñanza por competencias y presenta un estudio de evaluación sobre la inclusión de las mismas para la formación de ingenieros forestales en Cuba y sus ventajas en la inserción laboral. Es necesario incorporar la lec­tura de estos casos empíricos que nos permitan avanzar en el conocimien­to de las prácticas, innovaciones y experiencias de otras IES que puedan enriquecer los procesos internos de cada una de las instituciones. Cada vez se destaca con mayor fuerza la importancia de la formación por com­petencias para el desenvolvimiento profesional. La enseñanza por com­petencias implica el desarrollo de capacidades complejas en los alumnos (habilidades, saberes, valores) que les permitan pensar y actuar exitosa­mente en diversas situaciones de trabajo. Como sabemos, la formación de competencias se apoya en la acción y es un proceso que transcurre a lo largo de toda la vida, mediante el desarrollo de capacidades adaptativas, flexibles y dinámicas. En este sentido, el estudio se presenta como herra­mienta muy útil y necesaria para repensar las fortalezas y debilidades de las propuestas académicas.

 

Más adelante, en el capítulo doce, se presenta un estudio de caso a partir de la identificación de una situación problemática en el Departamento de las Disciplinas de Idiomas (DDI) de la Universidad de Pinar del Río, Cuba. Los autores, Tamara Gutiérrez Baffil, Ernesto López Calichs y Martha Arro­yo Carmona, de dicha institución, fundamentan un modelo de gestión de los procesos universitarios en ese Departamento, que permite establecer una estrategia para su aplicación y a su vez, potencia la pertinencia de sus procesos formativos.

 

Analizando los aspectos formativos de los estudiantes, el capítulo trece, escrito por José Passarini Delpratto y Claudia Borlido Castro, de la Uni­versidad de La República, Uruguay, junto con Enrique Iñigo Bajos, de la Universidad de la Habana, resalta la urgente necesidad que existe de establecer un adecuado análisis de la correspondencia entre la formación (que otorga la universidad) y el mundo del trabajo al que luego deberá insertarse un graduado. En toda la región latinoamericana, los procesos de Evaluación y Acreditación de la Calidad de la ES promueven el segui­miento de graduados, con la creación -incluso - de Observatorios, suman­do algunos indicadores específicos de la inserción y proyección de los egresados. Por consiguiente, los autores destacan que constituyen una oportunidad para las Instituciones de Educación Superior posicionarse en el centro de esta discusión, promoviendo el seguimiento de los graduados, los estudios de “éxito laboral” y aprovechando los mecanismos de evalua­ción institucional y acreditación, para promover una mejora en la formación de los jóvenes profesionales y su inserción y desempeño en el mundo del trabajo. Este seguimiento contribuye a que ambos procesos perfeccionen su calidad de manera continua.

 

Por su parte, en el capítulo catorce, Yurien Lazo Fernández, Máryuri García González y Alfredo García Rodríguez, de la Universidad de Pinar del Río, Cuba, presentan la experiencia de la labor educativa en las residencias estudiantiles universitarias cubanas, creadas con el fin de ofrecer iguales oportunidades a todos los que aspiran a cursar estudios de nivel superior. El origen de estas residencias se remonta al año 1960 y es, hasta finales de los años 80, que se orientaron solo a garantizar el alojamiento de los estudiantes becados. Luego comenzó una etapa de transformación cua­litativa hasta el año 2005, cuando finalmente se aprobó la Estrategia de Transformación para la Residencia Estudiantil Universitaria con el fin de convertir a las mismas en un espacio esencialmente educativo, desde el fortalecimiento de las estructuras de trabajo educativo en el seno de estas. El artículo señala que es necesario e importante potenciar la formación in­tegral de los estudiantes becados desde la labor educativa en las residen­cias estudiantiles, preparándolos para la vida y propiciando una formación que contribuya a su desempeño más exitoso una vez graduados.

 

En el capítulo siguiente, escrito por Alejandro Carbonell Duménigo y Re­nier Esquivel García, se retoma la experiencia de formación posgraduada de directivos en la Universidad de Sancti Spíritus. En el caso de Cuba, la Estrategia Nacional de Preparación y Superación de directivos es parte integrante del Sistema de Trabajo con los Cuadros y sus Reservas; la misma tiene como finalidad el aprendizaje, mediante la formación de es­tos, bajo el principio de una adecuada educación político-ideológica, en administración-dirección y técnico-profesional; la actualización continua de los conocimientos y habilidades durante su vida profesional, lo que contribuye, de forma sistemática, a la elevación de la eficiencia y la calidad en el cumplimiento de sus funciones y al desarrollo de una cultura general Cabe destacar que, en Cuba, a lo largo del país, las IES asumieron, como tarea estatal, la preparación y superación de los directivos en el contenido de Administración – Dirección, lo cual constituye una práctica provechosa para la gestión de las instituciones públicas.

 

Como venimos observando, en el marco de la era del conocimiento a tra­vés de los distintos aportes presentados, la universidad se enfrenta a la necesidad de resolver diversos desafíos que plantea la sociedad. En el siguiente capítulo, de mi autoría, junto con el colega Martín Aiello, propo­nemos un recorrido histórico del legado de la Reforma Universitaria del año 1918 de la Argentina y de la situación histórica de las IES nacionales del país, y planteamos la necesidad de que, en el marco de su autonomía y sus capacidades de acción, puedan desarrollar innovaciones para aten­der a dichos desafíos. Presentamos un modelo inicial para el análisis de la innovación universitaria, la identificación de posibles casos exitosos entre las distintas funciones y los retos que debe afrontar la universidad argen­tina en el siglo XXI. Finalmente, planteamos recomendaciones para poder afrontar las demandas de la sociedad y de la producción del conocimiento combinando excelencia académica con pertinencia social.

 

A continuación, en otro orden de temas, Andrés Serantes Pardo de la Uni­versidad Ciego de Ávila, Cuba y Rosa Aurora Rodríguez Caamaño, de la Universidad de Sotavento, México, estudian los impactos en la gestión docente, técnica y científica de los profesionales de la educación física para la atención de las personas al envejecer desde la actividad física sa­ludable. La Universidad de Sotavento asumió, desde hace algún tiempo, la responsabilidad para la atención especializada de la vejez al incorporar un programa para el diagnóstico integrador de la condición física y la salud de adultos mayores. El artículo presenta la experiencia de formación de los profesores de educación física, sus prácticas y plan de estudios que ha posibilitado crear una nueva concepción en el tratamiento a seguir con los adultos mayores que deciden incorporarse a un programa de actividades físicas sistemáticas, pues parte para su elaboración de las posibilidades y capacidades individualizadas de cada sujeto.

 

En relación con otros desafíos, y comenzando la tercera parte, un tema muy importante para debatir en referencia a las IES, es el ejercicio de la profe­sión académica. Por ello, es sumamente relevante que el libro incorpore trabajos que analicen las condiciones de trabajo académico, los aspec­tos didácticos y sus características generales. En esa línea, el capítulo dieciocho analiza al profesor universitario y la pedagogía contemporánea.

 

Los autores, Eldis Román Cao, Yariel Martínez Tuero y Asneydi Madrigal Castro, desde sus investigaciones del Centro de Estudios de Ciencias de la Educación de la Universidad de Sancti Spíritus “José Martí Pérez”, han observado que los profesores universitarios se incorporan a las aulas muchas veces con poca o ninguna formación específica para conducir adecuadamente el proceso de enseñanza-aprendizaje. En ocasiones, po­seen un amplio caudal de conocimientos teóricos sobre la especialidad en la que se ha formado, pero menor preparación en competencias peda­gógicas necesarias para educar. La experiencia cubana demuestra que resulta importante preparar al profesor universitario para que domine el saber pedagógico y didáctico y enriquezca así su capacidad de enseñar y promover el desarrollo de su ciencia específica. En particular, Cuba ha re­velado una alta preocupación por incrementar de forma sostenida supera­ción continua del profesorado, a través de la conjugación de la educación de postgrado, la investigación pedagógica y la preparación metodológica. Los resultados permiten a los profesores universitarios la obtención de ca­tegorías docentes básicas y superiores, así como de títulos académicos y científicos.

 

Entre las estrategias implementadas por las IES para incrementar la pre­paración pedagógica del profesorado universitario, se destacan, por ejem­plo, la creación de Centros de Estudio, Facultades o Departamentos en los que se investiga y se ofertan, entre otros, cursos de Pedagogía. Sin embargo, los autores observan que muchos de los resultados alcanzados encuentran barreras para su implementación, por una resistencia de una parte de los profesores para recibir la actualización necesaria en materia pedagógica. Se resalta que la formación del profesor universitario debe modelarse con mayor intencionalidad reforzando la necesidad de contar con un sistema de formación continua de los docentes especialistas para que estos reconozcan y trabajen en el desarrollo de las competencias pe­dagógicas específicas y generales.

 

En diálogo con este trabajo, el capítulo diecinueve, presenta un trabajo sobre la formación docente de los profesores en Educación Superior de la Facultad de Ciencias de la Comunicación y Educación de la Universidad de Concepción del Uruguay, Argentina. Los autores, Blanca A. Franzante; Carla Malugani y Stella Marclay desarrollan dos temas que surgen de un trabajo de campo: por un lado, los cambios en las formas de “dar clases” de los docentes y, por otro, uno que apunta más allá de estos cambios y que se refiere a la reflexión que permite la formación recibida. Como apor­te, y en línea con el trabajo anterior, se señala que la docencia implica un saber teórico y, también, un saber práctico, los cuales -necesariamente-han de estar ligados a la producción de conocimiento sobre esa práctica docente. Se invita a ser “docentes reflexivos” cuestionando el trabajo pro­pio, estimulando la autonomía de los alumnos para aprender, modificando las prácticas.

 

El capítulo veinte presenta un trabajo de Solange Martins Oliveira Magal­hães y Ruth Catarina Cerqueira Ribeiro de Souza, de la Universidade Fe­deral de Goiás, Brasil, el cual interpela la epistemología e historicidad del proceso de cambio de las políticas educativas en América Latina, a partir de la década del 90, con foco en la formación docente y en la calidad de la educación, cuestionando las diversas escuelas epistemológicas que están presentes en la producción académica y los posicionamientos que sus­tentan teóricamente la calidad de la formación docente y de la educación.

 

El último capítulo abre una pregunta interesante para el caso argentino, pero que puede replicarse para toda la región, ¿Es posible la formación en investigación en las universidades privadas? La actual situación de eva­luación de las universidades argentinas por parte de la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU) generó en los au­tores de este trabajo las siguientes interrogantes: ¿Cómo se investiga en las IES privadas de la República Argentina? Y, más específicamente, ¿Se investiga en áreas de las Ciencias Económicas? La formación de docentes - investigadores es uno de los principales problemas de las Facultades de Ciencias Empresariales de dichas instituciones. Los autores, Valentino Ga­ffuri Bedetta, Oscar Navós y Tomás Rodoreda, de la Universidad Abierta Interamericana de Argentina, reconocen que esto se debe, principalmen­te, a que durante la formación de los docentes no se cuenta con asignatu­ras que los instruyan sobre la investigación científica, y en muchos casos, dichas carreras no requieren de trabajos finales de tesis, tesinas u otrossimilares para su formación. Para remediar esta tendencia, presentan una propuesta de cambio interesante, que podría ser replicada en otras IES.

 

En suma, el libro en su conjunto constituye un interesante e importante entramado de experiencias, que contribuyen a pensar algunos de los pro­blemas actuales de las IES y su gestión, al mismo tiempo que replantearse su rol social para el desarrollo productivo y científico de los países de América Latina. Las IES pueden -y deben- contribuir a lograr una sociedad más justa y equitativa, de la mano de la planificación de políticas locales, territoriales e institucionales, la gestión estratégica, la innovación, la mejora constante de sus prácticas en la docencia y la investigación, el seguimien­to de los graduados, la formación y capacitación de los docentes y direc­tivos, entre otros múltiples temas.

 

Como hemos observado a lo largo de los capítulos de este libro, desde una perspectiva comparada, la complejidad de la gestión de las IES deman­da adecuada visión del futuro, diseños de Estrategias, autoevaluaciones, disminución de los riesgos, revisiones continuas, indicadores y adecuados sistemas de información y control. Todo ello, puede contribuir a reforzar el rol de las IES para el desarrollo social y productivo de los países. Estoy seguro de que la lectura de las páginas siguientes será de mucho interés académico para quienes nos preocupamos por la mejora de la educación superior y la producción de conocimiento en esta temática, tanto en Amé­rica Latina como en otras regiones.

 

 

NORBERTO FERNÁNDEZ LAMARRA

UIVERSIDAD NACIONAL DE TRES DE FEBRERO

 

Para mayor información contactar con los compiladores:

Dr. C. José Luis Almuiñas Rivero (jalmuinas@yahoo.com)

Dra. C. Judith Galarza López (galarzaljudith@gmail.com)

Dr. C. José Passarini (josepasa@gmail.com)

Prof. Norberto Fernández Lamarra (norbertofl@yahoo.es)