Innovación en la gestión universitaria

Autor: 
Colectivo de autores
Fecha: 
Lunes, Marzo 18, 2019

 

Introducción

Hoy la humanidad enfrenta enormes desafíos por las grandes asimetrías que genera el desarrollo desigual de los países desarrollados y subdesarrollados. Como se conoce, estamos en presencia de una crisis sistémica mundial que se manifiesta en diferentes ámbitos (económico, social, ambiental, energético, otros) y cuya solución parece ser difícil a corto plazo. Miles de millones de personas siguen estando en niveles extremos de pobreza, al margen de disfrutar sus derechos a una vida digna. Sigue creciendo el desempleo; aumenta el fenómeno de la migración forzada por diversas razones; los desastres naturales y conflictos armados cada día tienen mayor presencia en el planeta; se deteriora la calidad de la salud y de otros servicios básicos a la población. En este contexto, es indudable también el aumento significativo del valor del conocimiento, la ciencia, la tecnología y la innovación, que se han convertido en ejes estratégicos para el progreso de los países.

América Latina no está exenta del impacto de dichos fenómenos y, por tanto, requiere de profundas transformaciones de gran magnitud para alcanzar el desarrollo sostenible equilibrado e integrado, donde la educación superior es crucial para disminuir las diferencias, desigualdades y contradicciones que hoy impiden su crecimiento económico, social y humano. Es así como, para enfrentar las presiones y diferentes desafíos que se derivan de dichas exigencias y que elevan significativamente las demandas de educación superior, es necesaria una rápida intervención de las instituciones universitarias latinoamericanas, cuyos resultados contribuyen a la superación de las brechas económicas, sociales, científicas y tecnológicas con los países hoy más desarrollados y también al interior de las propias realidades de aquellos que la integran; es decir, se convierten en cruciales componentes para la solución de los problemas actuales de la región.

En la Declaración de la Conferencia Regional de Educación Superior en América Latina y el Caribe celebrada en Colombia en junio del 2008, se trazaron las pautas básicas que posibilitan orientar dicha intervención, poniéndose de manifiesto una visión de futuro transformadora del sistema universitario que responde a los nuevos tiempos y convierte a las Instituciones de Educación Superior (IES) en organizaciones que aboguen por el incremento constante de la calidad, la pertinencia y la responsabilidad social, que sean creativas e innovadoras y en permanente aprendizaje, que propicien una educación científica, tecnológica, humanista y artística, entre otros. Todo ello, debe ser logrado mediante un fuerte vínculo con la sociedad, abandonado los conceptos estrechos de la exclusividad de las relaciones con algunos sectores económicos.

En el marco de dichos postulados se destacan, por ejemplo, transformaciones importantes en: los principios básicos en los cuales se fundamenta la formación de los ciudadanos y ciudadanas; el acceso a la educación superior; los sistemas de acreditación; la cobertura y los modelos educativos e institucionales; la articulación con los restantes niveles del sistema educativo; la utilización de las tecnologías de información y comunicación en los procesos universitarios, específicamente en el proceso formativo; una proyección extensionista sustentada en un concepto de cultura amplio e integrada a los restantes procesos académicos; el desarrollo de las capacidades científicas – tecnológicas, humanísticas y artísticas vinculado a una oferta de posgrado pertinente y con criterios rigurosos de calidad; la formación, capacitación permanente y el aseguramiento de adecuadas condiciones laborales y regímenes de trabajo, salario y carrera profesional de los docentes e investigadores; la profesionalización de los directivos; la configuración de un tejido de relaciones estrechas con otros actores y organizaciones del contexto.

Complementan estos desafíos, la necesidad de lograr cambios en la gestión de las IES; sin lugar a duda, esto es una condicionante y una invariante para cumplir con los objetivos propuestos, ya que, tanto a nivel institucional como de los procesos universitarios, se requiere de una gestión modernizada, basada en un pensamiento innovador y creativo, que deje atrás lo tradicional, lo obsoleto y rígido, lo cual ya no es válido en los tiempos actuales.

Según Drucker: “la supervivencia organizacional requiere de innovación, lo que significa destrucción creativa perpetua”.

La gestión en las IES debe desempeñar un rol de avanzada y estas, no pueden olvidar que hay que actuar en un medio poco definido y de constantes cambios; es decir, deben aprender a gestionar en medio de la incertidumbre, la turbulencia y la complejidad, lo que les obliga a la búsqueda continua de la eficiencia y la eficacia de los enfoques y métodos que empleen para responder a las nuevas exigencias internas y del entorno.

Dicho cambio ya no es una opción, sino es una necesidad y un imperativo, que obliga a las IES a no dormirse en sus laureles y a superarse a sí mismas constantemente para elevar la calidad y pertinencia de sus modelos de gestión y las metodologías que los sustentan, así como de los sistemas, herramientas y estrategias complementarias que apoyan su funcionamiento y desarrollo.

Por tanto, cumplir con la misión de la educación superior de “satisfacer las crecientes demandas de formación de graduados universitarios, de superación posgraduada de los profesionales, del desarrollo científico – técnico y de desarrollo de la cultura integral de la sociedad”, transita, entre otros aspectos, por la necesidad de innovar también en el ámbito de la gestión universitaria. Esto es una responsabilidad de las propias IES, que influye en la calidad de sus resultados y que puede dimensionarlos, propiciando un aumento de su valor para la institución y la sociedad.

No se puede aspirar a ser una IES innovadora, que contribuya a resolver los problemas que emanan del desarrollo económico y social del país y de sus contextos inmediatos, si no se desarrollan también sus capacidades para resolver los problemas importantes y mejorar la calidad los procesos internos. En este caso, aparece una variable de gran complejidad: la gestión universitaria, como objeto y sujeto también de innovaciones.

Para ello es necesario, entre otros aspectos, aumentar las capacidades de investigación y de aprendizaje en ese ámbito; nutrirse de las experiencias exitosas existentes, de las buenas prácticas y promover el intercambio de conocimientos y prácticas con otros actores; en resumen, se debe lograr una gestión del conocimiento pertinente que sustente los cambios requeridos, que favorezca la difusión de las innovaciones, la creación de un ambiente creativo y la consolidación de una cultura de innovación en la gestión universitaria, aspecto este que no siempre se ha logrado en una gran cantidad de IES por diferentes causas (resistencia al cambio, mal manejo de las relaciones de poder, problemas de las interacciones entre actores, insuficientes espacios para desarrollar el aprendizaje organizacional, otros).

Como sucede con cualquier cambio de paradigma, se requiere construir una estructura más innovadora que responda al contexto de su aplicación para fundamentar mejor la gestión universitaria en lo teórico, metodológico y práctico, lo cual constituye uno de los retos importantes que enfrentan actualmente las IES.

Esta perspectiva debe convertirse en una prioridad de la proyección institucional, ya que, a nuestro juicio, la gestión universitaria es una de las prácticas más importantes que le puede añadir valor a los resultados de los restantes procesos ante el paradigma actual de la escasez de recursos. Se convierte así, en una alternativa que posibilitaría el tránsito de lo que son las IES a lo que deben y pueden ser; de lo que hacen a lo que deben y pueden hacer; es decir, la innovación de la gestión es una de las potencialidades de las IES para impulsar su desarrollo.

Por los elementos expresados anteriormente, la Red de Dirección Estratégica en la Educación Superior (RED-DEES) ha asumido, dentro de sus direcciones de trabajo, la innovación en la gestión universitaria. Y precisamente, los 24 artículos que se presentan en esta obra son el resultado de investigaciones, estudios y experiencias de directivos, docentes e investigadores de 17 IES de seis países, la mayoría de ellas, miembros de la Red, que han centrado su atención en diferentes aristas vinculadas con dicho ámbito.

Sobre el contenido del libro

En esta obra las contribuciones de los autores fueron organizadas en dos partes: en la primera, se tratan temáticas vinculadas con innovaciones desde una perspectiva institucional global, y en la segunda, se abordan aspectos relacionados con las innovaciones en la gestión de procesos universitarios específicos, una parte de ellas desarrolladas en instituciones particulares y que constituyen estudios de casos. A través de los diversos artículos, el lector encontrará una rica reflexión sobre las potencialidades de la innovación para mejorar la calidad de la gestión universitaria.

Las reflexiones en la primera parte, titulada <<Innovación y gestión institucional>>, comienzan con el trabajo de Enrique Martínez Larrechea y Adriana Chiancone referido a las “Políticas universitarias y modelos de gestión en el proceso de integración en América del Sur”, donde se identifican las experiencias latinoamericanas que incluyen algunas respuestas de las Instituciones de Educación Superior, frente a la gestión del cambio, el desarrollo del conocimiento y los modelos de gestión.

Los autores Judith Galarza López y José Luis Almuiñas Rivero en el artículo “Innovar en la gestión. Un desafío actual y futuro de las instituciones de educación superior” fundamentan la necesidad de incorporar a la innovación como elemento consustancial de la gestión, y al respecto, exponen algunos enfoques que pueden ser utilizados en diferentes ámbitos universitarios para elevar su calidad, tales como la evaluación prospectiva, la gestión de riesgos y la gestión por procesos.

A continuación, dos artículos abordan el tema de la relación de la gestión, el rol de la innovación y el cambio, todo ello, asociado al mejoramiento de la calidad como resultado final. El primero, de Miriam Costabel y Sara Gerpe, “La gestión universitaria en calidad como innovación y cambio”, fundamenta cómo la innovación se puede convertir en uno de los ejes motores del cambio y del mejoramiento de la calidad de los procesos universitarios, incluyendo al de la gestión. Se presentan además las características principales de los procesos de innovación generados en la Facultad de Enfermería de la Universidad de la República, Uruguay, a partir de la acumulación de cambios cuantitativos para producir la nueva cualidad. En este caso, se argumenta que la gestión de la calidad ha sido una vía importante para lograr mejores resultados en la gestión institucional, resaltándose los beneficios logrados por las innovaciones introducidas en el servicio. En el segundo, “La innovación en la gestión de la calidad. Una necesidad de las Instituciones de Educación Médica Superior”, de Heidi Soca González, Juana Dora Ordóñez Hernández y Antonio José López Gutiérrez, se defiende la idea de reconocer, institucionalmente, la importancia de las relaciones que se establecen entre las categorías gestión, calidad e innovación, operacionalizándolas en el caso de las Instituciones de Educación Médica Superior.

En el trabajo de María C. Vázquez Pérez, Alicia de la C. Alfonso Serafín y Noris Benedicta Cárdenas Martínez titulado “Gestión de la institución universitaria: retos de la evaluación institucional”, centra su atención en el análisis de la influencia que tuvo el proceso de acreditación institucional en la elevación de la calidad de la gestión, tomando como base la Universidad de Ciencias Pedagógicas “Félix Varela Morales”, sobre todo, su contribución, como insumo, al perfeccionamiento del diseño estratégico y al desarrollo del potencial humano de dicha institución en los próximos años.

En “Los principales retos para la implementación de un sistema de información estratégica como apoyo a la gestión universitaria en la Universidad de Otavalo”, los autores Luis Alberto Acosta Estrada y Francisco Ángel Becerra Lois, analizan los principales retos que ha enfrentado esa institución ecuatoriana en la implementación de un Sistema de Información Estratégica para la Gestión Universitaria, el cual constituye una herramienta novedosa de apoyo a la planificación, evaluación y toma de decisiones en la organización para la institución por su concepción y diseño.

Más adelante, se presentan dos trabajos vinculados con las funciones territoriales de las IES, centrando la atención en su impacto. En el primero, José Luis García Cuevas, Marisol González Pérez y Aurora Fernández González reflexionan en torno al tema de la relación universidad – desarrollo local. En el trabajo “Integración universitaria y desarrollo local en Cuba”, dichos autores fundamentan las potencialidades que tienen las IES cubanas para contribuir al desarrollo local a través de diferentes formas y vías, y los beneficios que también se generan para las mismas. El análisis se enfoca en el desarrollo de la gestión del conocimiento y la innovación orientadas al desarrollo local; todo ello, en el nuevo escenario de integración de la educación superior cubana. Resaltan los resultados principales logrados hasta el momento y proponen un conjunto de estrategias y acciones para continuar elevando su impacto en este ámbito, que constituye una fuente de innovación constante para las IES cubanas.

Continúan estas reflexiones, en el segundo Sinaí Boffill Vega, Rafael Miguel Reyes Fernández y Alejandro Carbonell con el artículo “Ciencia, tecnología e innovación: pilares básicos de la gestión universitaria para el desarrollo local de Yaguajay”, donde argumentan sobre el papel que deben jugar las IES en el contexto local, a partir de la experiencia y aprendizaje de la gestión de la ciencia, la tecnología y la innovación del Centro Universitario Municipal de Yaguajay de la Universidad de Sancti Spíritus “José Martí Pérez, la cual por sus resultados favorables, forma parte del Sistema de Innovación Local.

Cerrando la primera parte del libro se ubica, la contribución de John Campuzano, Luis Brito-Gaona y Virgilio Salcedo Muñoz a través del trabajo “Creación del comité de control y evaluación de la responsabilidad social en las Instituciones de Educación Superior”, donde se propone insertar en la estructura orgánica de las IES una instancia público – privada, donde puedan confluir todos los grupos de interés: empresas, gobierno en sus instancias intermedias, grupos sociales, estudiantes y autoridades universitarias. Esta unidad es dinámica con carácter asesor, cuya conformación debe ser trabajada bajo los criterios de colegios electorales, con plazos no renovables de funciones, a excepción de la instancia universitaria. Las acciones de evaluación y control se fundamentan en la construcción de un conjunto de indicadores de desempeño derivados de los planes, programas y proyectos presentados en términos de RSU.

La segunda parte del libro está dedicada a la <<Innovación y gestión de los procesos universitarios>>, donde se tratan algunos ejes temáticos específicos que les son inherentes. En el artículo “Despliegue de la calidad en la gestión de procesos sustantivos universitarios: innovación organizacional”, los autores Ebir González Cruz, Gilberto Hernández Pérez y Margarita de Jesús Fernández Clúa, proponen un procedimiento general sustentado en la metodología del QFD desplegada en el ciclo Deming a partir de la integración de herramientas de gestión y procedimientos específicos contextualizados a las IES. Presentan, además, los resultados favorables de su aplicación para el despliegue de la calidad en la gestión del proceso de ciencia e innovación tecnológica en la Universidad Central “Marta Abreu” de las Villas.

Oscar Navós y Gabriela Rau, en “Nuevas generaciones en la universidad: cambio de paradigma educativo y rol docente”, proporcionan una recopilación teórica y reflexiva acerca de la problemática de la educación universitaria en lo referente a la necesidad de responder a los actuales y futuros requerimientos del contexto y los notables cambios que se han verificado en las características de las nuevas generaciones que se incorporan a sus aulas. Fundamentan la importancia de desarrollar mecanismos para detectar las demandas de los “nuevos tipos de estudiantes” (millennials) y lograr su adecuada profesionalización, así como también plantean una redefinición del concepto de autoridad del docente, cambiándolo hacia un rol más vinculado al de un mentor en un ambiente de aprendizaje ubicuo. Defienden también la idea de que el proceso formativo debe dejar atrás “el que” y centrase en “el cómo”.

En esa misma dirección, pero considerando aristas diferentes de análisis, se enfocan dos artículos. El primero, de Rafael Félix Bell Rodríguez titulado: “Potencialidades de la inclusión educativa para la innovación en la educación superior” aboga por el logro del mejor ajuste de la respuesta educativa a las necesidades y potencialidades de la diversidad del estudiantado universitario, en particular, de aquellos que presentan alguna discapacidad, aspecto este donde no se ha avanzado lo suficiente en el contexto universitario. Es así que, este autor sustenta que la problemática de la inclusión de este sector específico de la población es generadora de posibles innovaciones para el mejoramiento de la calidad de la gestión del proceso formativo en las IES, donde juega un rol fundamental la introducción de cambios importantes en el desempeño del profesorado y los aspectos curriculares.

El segundo, titulado “Tres dimensiones transformadoras de la gestión universitaria en la actualidad”, de Giraldo León Rodríguez, Silvia Viña y Roberto Passailaigue, aborda cómo la estructuración de espacios de aprendizaje, el surgimiento de nuevas y variadas estrategias de aprendizaje y el vertiginoso desarrollo de las tecnologías de la información y las comunicaciones, exigen un redimensionamiento de las IES, que incluyen cambios importantes en la forma de concebir e implementar los modelos de gestión, que respondan al mismo tiempo, a las exigencias de la generación de los “millenials” – estudiantes nacidos en la era de internet - que arriba a las aulas universitarias.

Diana Conde del Pino, Máryuri García González y Maricela González Pérez en el trabajo “El papel de la innovación en la gestión de los procesos universitarios a través de los conocimientos aportados desde el marco de la Ingeniería Industrial”, sustentan la idea de que las características de este tipo profesional y las condiciones y exigencias en que se desarrolla su proceso formativo favorecen la introducción de innovaciones en la gestión universitaria.

Las dos contribuciones siguientes que se presentan en el libro tratan un tema muy debatido dentro de la estrategia del proceso formativo: las competencias, las que surgen en el medio empresarial y desde hace poco tiempo, se insertan en la agenda de discusión del ámbito académico, donde unos autores las consideran una necesidad del proceso formativo de nuestros tiempos y otros, una moda pedagógica ubicada en un discurso socialmente aceptado.

Así, Yordanka Guzmán Miras y Máryuri García González, se ubican en el primer posicionamiento, cuando presentan el trabajo “Las competencias desde la socioformación. Un paradigma innovativo en las Instituciones de Educación Superior”, donde se exponen, ampliamente, los fundamentos teóricos que visualizan a las competencias, como paradigma innovador, así como los diferentes enfoques metodológicos para la identificación o determinación de las mismas, asumiéndose en este caso, al análisis socioformativo basado en el constructivismo social y la epistemología de la complejidad, como el más pertinente.

Basado en este enfoque, se propone, además, un procedimiento metodológico para determinar las competencias, que fue aplicado para la definición de aquellas vinculadas con la “gestión del proceso formativo”. En “La inserción de las competencias en el proceso formativo de las carreras universitarias cubanas: apuntes desde la innovación educativa”, Máryuri García González, Reynier Helvio Fernández García y Yordanka Guzmán Miras, profundizan en las tendencias dentro de la innovación educativa contemporánea, para hacer precisiones de las competencias en el proceso formativo, en los currículos y mostrar la necesidad de su inserción en las carreras de las IES cubanas con vistas a formar un profesional cada vez más integral, comprometido y competente.

A continuación, Adela Hernández Díaz y Dayana Travieso Valdés, presentan el artículo “Curso taller de gestión curricular: una experiencia en la preparación del profesor universitario”, donde se fundamenta la necesidad de enriquecer la preparación del profesor universitario para enfrentar su desempeño como docente a partir del desarrollo de acciones innovadoras, que promuevan desde su diseño y concepción, su intervención activa en la propia superación, se incorporen recursos de la investigación-acción como metodología idónea para alcanzar el objetivo del proceso formativo y se relacione la teoría con la práctica. La propuesta de curso taller elaborada por las autoras fue aplicada con éxito en una facultad de la Universidad de La Habana.

Posteriormente, Dania Regueira Martínez, Delci Calzado Lahera y Angie Fernández Lorenzo continuando con el tema de la formación de profesores, en su artículo “La formación docente del estudiante universitario para que aprenda a enseñar. Una propuesta innovadora”, se interesan por desarrollar competencias pedagógicas mediante acciones dirigidas a la utilización de diferentes estrategias de aprendizaje que le permitan fundamentar el proceso de planificación docente, en particular, las clases, como unidades didácticas integradoras. La propuesta de acciones se operacionalizó con estudiantes en formación docente de la Universidad de Pinar del Río “Hermanos Saiz Montes de Oca, obteniéndose resultados favorables.

Más adelante, en el trabajo “La innovación educativa y la dirección educacional competente en la formación profesional pedagógica”, María Teresa Ferrer Madrazo, Regla Isabel Sardiñas y Amada Cándida Milord Vicente, resaltan la importancia de considerar ambos procesos como componentes de la proyección de la calidad de la preparación de los egresados de las IES con perfil pedagógico. Estos autores fundamentan la necesidad de lograr una dirección educacional competente desde la disposición del personal directivo, la atención a las personas y la asimilación y desarrollo de experiencias de avanzada.

Trinidad Mentado, presenta una experiencia que pretende unir el aprendizaje con el compromiso social de manera bien articulada que promueve en la sociedad la capacidad de aprender a ser competentes, siendo útiles. En “El aprendizaje servicio como innovación en la gestión universitaria”, la autora defiende la necesidad de vincular la calidad educativa con la inclusión social, mediante acciones extracurriculares que respondan a las necesidades de la sociedad, dándoles protagonismo a los estudiantes en su formación para una ciudadanía activa en tiempo real desde el fortalecimiento de su responsabilidad social.

En este trabajo, se caracterizan algunos proyectos universitarios orientados a lograr esos objetivos.

En “El camino a la bimodalidad como innovación en una institución pública argentina. El caso de la facultad de medicina de la Universidad Nacional del Nordeste”, Patricia B. Demuth, Graciela Fernández y Viviana Navarro, presentan los resultados de una experiencia de trabajo en la modalidad presencial con instancias de trabajo virtuales mediante la gestión del “Campus Virtual”, entorno propio e institucionalmente reconocido que posibilita mejores oportunidades de aprendizaje y genera las mediaciones de enseñanza adecuadas para cubrir las demandas de formación de estudiantes de pregrado y posgrado en ese contexto universitario. También dicho “Campus” propicia la promoción de instancias de formación de los docentes universitarios de la facultad.

Sobre el desarrollo de habilidades laborales de los estudiantes como elemento consustancial a la gestión del proceso formativo, trata el trabajo de Galina Peña Mateo, Iboris Sánchez Rigñack y Merlinda Clark Bloonfield titulado “Experiencia de innovación en el ejercicio de Práctica Laboral IV de la Carrera Licenciatura en Economía de La Universidad de Holguín”, donde se proponen innovaciones curriculares y pedagógicas que favorecen la interactuación de los estudiantes con su entorno, es decir, la aplicación de los conocimientos en el contexto de actuación. Las transformaciones realizadas permitieron tanto, una mayor autonomía de los mismos para ser protagonistas de su propio aprendizaje, como al profesorado, adquirir nuevas competencias.

A continuación, Laura Elizabeth Leyes, María Marcela Barrios y Gerardo Omar Larroza comparten las experiencias derivadas del proceso de culminación de los estudios. En el artículo “Trabajos integradores finales de estudiantes como eslabones del proceso de gestión institucional de explicitación de conocimientos tácitos”, dichos autores proponen un conjunto de actividades estratégicas articuladas entre sí, que facilitan la presentación de los trabajos finales de los estudiantes de Kinesiología y Fisiatría de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional del Nordeste, Argentina, en tiempos considerados aceptables, además de posicionar a la comunidad educativa de la carrera como institución emprendedora y generadora de conocimientos dentro de una cultura de transformación y mejora continua. Para ello, fue necesario diseñar e implementar un modelo de gestión del conocimiento producido en ese escenario académico, que propiciara a los estudiantes el acceso a los stocks y además fortaleciera la colaboración entre estudiantes y docentes.

La perspectiva vinculada con el aseguramiento de los recursos necesarios para el desarrollo universitario es un tema asumido actualmente por una cantidad creciente de autores e instituciones. En este caso, se incluyen los procesos asociados a los aspectos materiales y financieros. Y precisamente, el libro cierra con el trabajo de Miriam Alpízar Santana “La innovación en la gestión económico-financiera de los procesos universitarios”, quien presenta una reflexión interesante alrededor del rol que debe jugar la gestión económico- financiera para el aseguramiento del cumplimiento de los objetivos institucionales, defendiendo la idea de la necesidad de su interrelación e integración con la gestión de los restantes procesos universitarios, así como de su incorporación dentro del sistema de gestión institucional. Propone también un modelo de gestión económico – financiera para las IES cubanas, el cual ha sido aplicado con resultados favorables, pero que en su desarrollo ha sido objeto de innovaciones.

Finalmente, queremos reconocer los valiosos aportes de los autores de los artículos de este libro, son algunas de las alternativas para mejorar la calidad de la gestión, no siempre del todo válidas para los diferentes contextos universitarios, inclusive pueden estar contrapuestas con determinadas realidades. De lo que se trata entonces es que las IES, a diferentes niveles de dirección, ayuden, colaboren, participen y sean partes integrantes de ese cambio que se necesita en el ámbito de la gestión universitaria.

Esta obra, “La innovación en la gestión universitaria: experiencias y alternativas para su desarrollo” se pone a disposición de la comunidad universitaria, con el propósito de que pueda servir de referencia, consulta y dar continuidad al debate académico sobre un tema, que aún está en construcción, que requiere más investigación y una práctica más pertinente de directivos y por qué no, de los docentes al ser también gestores y que se ha puesto en el orden del día en muchos contextos universitarios de diferentes países latinoamericanos y caribeños.

Por último, queremos felicitar a todos los autores que, con gran profesionalismo y ética, enviaron sus contribuciones para que este libro sea una realidad y forma parte del trabajo cooperado que se viene realizando por la Red de Dirección Estratégica en la Educación Superior.

DR. C. JOSÉ LUIS ALMUIÑAS RIVERO

DRA. C. JUDITH GALARZA LÓPEZ

 

Para mayor información contactar con los compiladores: Dr. C. José Luis Almuiñas Rivero (jalmuinas@yahoo.com) - Dra. C. Judith Galarza López (galarzaljudith@gmail.com)